Secreto nº 6. – Cuando Comas Alimentos no Comas Demasiado.

Secreto nº 6. Cuando Comas Alimentos no Comas Demasiado.

Asegúrate siempre de que no estés muy lleno, ya que esto puede dañar el bazo. Sin embargo cuando sientas un poco de hambre, come un poco.

Comer en exceso perjudica la energía del Bazo ya que es este órgano quien pone a disposición su energía para poder realizar la digestión o proceso de Termogénesis, que representa la energía que se requiere “invertir” para los procesos de la digestión: absorción, transformación y transporte de los alimentos ingeridos. La Termogénesis es sustentada directamente por el Qi del Bazo.

Si comemos demasiadas cantidades, el Bazo puede terminar agotando su energía, del mismo modo que un pozo termina por secarse agotando sus capas freáticas si extraemos agua de él constantemente.

Se debe tener en cuenta que hay cierto retraso en la comunicación de la sensación de saciedad por parte del Estómago al cerebro, esto quiere decir que cuando nuestro cerebro recoge la señal de que el Estómago está lleno y dejamos de comer, ya es demasiado tarde, pues esa señal estaba ocurriendo entre unos 10 a 15 minutos antes, según la velocidad de ingesta de cada cual.

Por eso es más adecuado ingerir menos cantidades de alimentos y comer algo simple cuando de nuevo percibamos la sensación de hambre. Si conservamos la capacidad energética de nuestro Bazo, éste podrá seguir realizando sus funciones digestivas correctamente y dejarán de producirse aspectos lógicos de un mal metabolismo digestivo como retención de líquidos, estreñimiento o diarreas, obesidad, ansiedad, distensión abdominal, sensación de pesadez corporal, etc.

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario en: “Secreto nº 6. – Cuando Comas Alimentos no Comas Demasiado.

Deja una respuesta