Secreto nº 5. – No te Preocupes o te Enfades Demasiado porque Dañarás el Hígado y los Intestinos.

Secreto nº 5. No te Preocupes o te Enfades Demasiado porque Dañarás el Hígado y los Intestinos.

La preocupación está asociada al elemento Metal que como dijimos en el anterior post, es la energía relacionada con los órganos Pulmón e Intestino Grueso (éste último órgano es pareja energética del Pulmón). La característica del metal es la compactación, es el modo como se genera la roca y el diamante, dirigiendo su Qi hacia el interior de sí mismo. Al ser su energía de interiorización, la preocupación en la constitución Tae Yang (Pulmones fuertes e Hígado débil) consiste en enredos mentales que van profundizando más y más sin llegar a una solución.

Esto causa un exceso de energía compactada en el Intestino que va a causar recalentamiento en su función, lo cual evaporará líquidos más rápidamente de lo normal llevando a la persona a padecer estreñimiento.

Del mismo modo si padecemos enfados de modo habitual y crónico podremos terminar por dañar al Hígado, ya que este órgano es el que aporta la energía necesaria para poder manifestar la ira, igual que el Corazón es el órgano que aporta su Qi para poder expresar la risa y la alegría.

Si la persona es de constitución Tae Yang (Pulmón fuerte e Hígado débiles) y se enfada frecuentemente, su Hígado débil por naturaleza tendrá que soportar el desgaste de su energía para sustentar esos enfados, con lo que la persona airada muy posiblemente sufra de cefaleas, dolor de ojos, boca amarga, mareos, etc.

Conócete a ti mismo, tus tendencias constitucionales y descubre herramientas para poder equilibrar tu vida. Método Kensho y Mano Acupuntura Constitucional Coreana.

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario en: “Secreto nº 5. – No te Preocupes o te Enfades Demasiado porque Dañarás el Hígado y los Intestinos.

Deja una respuesta