¿Sabes lo que estás Haciendo a tu Corazón?

¿Sabes lo que estás Haciendo a tu Corazón?

Cada vez que padecemos un fuerte trastorno emocional estamos afectando a la función cardíaca, ya que este órgano es el encargado de gestionar los estados emocionales.

De la misma manera que un exceso de ingesta alimentaria puede terminar dañando y debilitando el bazo y estómago ya que son ellos los encargados de emplear su energía para transformar los alimentos, cuando hay emociones indeseables como el estrés, la ansiedad, angustia, depresión, melancolía, miedo… quien se encarga de emplear su energía en gestionar esos trastornos es el corazón. Por lo que un exceso de trabajo en ese sentido, terminará por debilitar su energía y con el tiempo dañar su estructura y función, pudiendo desembocar en enfermedades graves bien circulatorias o bien en el mismo músculo cardíaco.

Si pudiésemos asomarnos al interior de nuestro pecho y observar nuestro corazón podríamos ver imágenes como las que siguen a continuación:

 

Australia 2011 - Health Effects Heart - diseased organ, heart disease

 

pal10

 

El hecho de que no podamos extraer nuestro corazón, revisarlo, comprobar su estado y volverlo a meter en su interior no nos excusa para conocer su estado y poderlo cuidar, ya que recibimos señales que nos alertan de su estado, pero que debido al estresante modelo de vida actual y a la desconexión permanente que vivimos con nosotros mismos, no solemos atender.

Desde la Mano Acupuntura Coreana vamos a enseñar ciertas señales que indican que nuestro corazón no está funcionando a gusto y nos está dando señales de debilidad, por lo que debemos proceder con atención en nuestro modelo de vida. La sintomatología que desde el Método Kensho relacionamos con el corazón y que evidencian cierta debilidad en el mismo son:

– Trastornos emocionales intensos que permanecen presentes de modo crónico en la vida diaria del sujeto, sobre todo estrés y ansiedad.

– Adormecimiento de extremidades.

– Dolores congestivos de cabeza.

– Ulceras linguales.

– Lengua hipertrofia y roja intensa sin motivo aparente.

– Insomnio.

– Trastornos de hipersudoración en las manos.

– Palpitaciones.

– Arritmias.

– Dolores opresivos en la zona del pecho

– Reacción dolorosa intensa a la presión en el punto de acupuntura Vaso Concepción 17, en el centro del esternón a la altura de los pezones.

– Trastornos urinarios.

– Varices, trombosis.

– Alteraciones de la memoria para encontrar recursos lingüísticos.

– Trastornos del habla y torpeza en el manejo de la lengua.

– Reacción dolorosa en el cuello en el punto de la imagen, preferentemente en el lado izquierdo, que cursa con mano izquierda pesada y como dormida y dolor en omóplato y articulaciones.

Vista de la Cabeza_03

Ante el padecimiento de varios de estos síntomas debemos proceder con cautela extrema en nuestro modelo de vida, puesto que nos estarán indicando que a nuestro corazón le está doliendo vivir. Ante todo el primer factor que debemos cuidar es la higiene mental y emocional, del mismo modo que asemos nuestra piel bajo la ducha o limpiamos nuestros dientes cada día, también debemos proceder a limpiar nuestras emociones cada día para evitar que nuestro corazón lo termine pagando muy caro.

 

Próximo post: la higiene diaria del corazón.

 

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario

Suscríbete a Nuestros Contenidos VIP.

La Única Forma de Tener Acceso a los Contenidos Premium que Desarrollamos es Suscribiéndote por Email. Únete a Nuestra Comunidad.

Odiamos el Spam. Trataremos tus datos de Acuerdo a la LOPD. 100% Seguro.