Enfermedad del Corazón: el Dolor de Vivir

Trastornos cardíacos, ¿herencias genéticas o vivencias?

Hace apenas unos días se extendió una curiosa noticia: una causa genética de la miocardiopatía dilatada impacta especialmente en ciertas familias. Los médicos no saben decir las causas que devastan uno a uno los integrantes de una familia donde un hombre va perdiendo a sus hermanos. Es por medio de un estudio que los hospitales han logrado identificar una mutación genética que causa este trastorno que azota a ciertas familias durante generaciones.

Resulta que todos los afectados de esta enfermedad tuvieron siglos atrás un ancestro en común que sufrió la mutación por primera vez. Aunque esta enfermedad tiene otras causas, no solo genéticas. Es la primera razón de transplante cardíaco en todo el mundo. Ya que este trastorno debilita las paredes del corazón hinchándose como un balón, perdiendo la musculatura cardíaca la capacidad de bombear, por lo que el sujeto padece fatiga, arritmias y muerte súbita.

La epigenética nos explica que ciertos trastornos se heredan de padres a hijos generación tras generación a través del estrés emocional vivido por los primeros. Es decir, si un ancestro tuyo ha sufrido un estrés emocional severo y especialmente intenso, ese estrés quedará grabado de alguna forma en la herencia que pasará generación tras generación a través de los genes. No se sabe aun como sucede esto, porque este estrés no forma parte del material genético, sin embargo los genetistas reconocen que el estrés así como otro tipo de estados emocionales, parece ser que se transmiten de generación en generación, y la única explicación que pueden encontrar hasta ahora es que se transmite mediante los genes, aunque actualmente no saben explicar como es el proceso.

Si revisamos las causas de muerte en España durante el año 2014, vemos que de las diez primeras causas, cuatro están relacionadas con el corazón y su circulación:

  1. Enfermedades isquémica del corazón, como infarto o el infarto de miocardio.
  2. Enfermedades cerebrovasculares, como el ictus.
  3. Cáncer de bronquios y Pulmón.
  4. Las demencias.
  5. La insuficiencia cardíaca.
  6. Las enfermedades respiratorias crónicas.
  7. El Alzheimer.
  8. El cáncer de colon.
  9. La hipertensión.
  10. La diabetes mellitus.

Ante esto cabe preguntarse si el modelo de vida actual es «civilizado» o tan salvaje que nos duele tanto vivir, que el corazón no puede soportarlo.

Estudios científicos publicados en el Periódico Psychoneuroendocrinology, muestran cómo los pensamientos provocan cambios moleculares en tus genes. Si los pensamientos causan ya cambios moleculares, ¿que no provocarán las intensas emociones?

 

930448-dna

 

Esta teoría que en principio como hipótesis es muy válida, quedará demostrada en el año 2020 si los intereses farmacéuticos lo permiten, ya que se está desarrollando en los EE. UU. un interesante estudio  cuyos resultados se publicarán ese año. El estudio se desarrolla entre los descendientes de los afectados por el atentado de las torres gemelas de New York, e intenta demostrar de modo científico que el estrés emocional se transmite durante generaciones causando evidentemente ciertos tipos de afecciones.

La solución actual es la prescripción de fármacos preventivos de por vida en las personas propensas a sufrir este problema hereditario del corazón o la implantación de un desfibrilador, al tiempo que se les facilita educación preventiva indicándoles ciertas profesiones que no pueden desempeñar debido al riesgo que corren.

Si bien la medicina farmacológica preventiva puede resultar de cierta utilidad ante el problema, ¿no sería al menos igual de util si no mas, que estas personas pertenecientes a este grupo de riesgo fueran estudiadas en su forma de vivir, actuar y sentir?

 

136255745-630x419

 

Si la genética explica que para que un gen se active hace falta un útero psicosocial específico, se debieran desarrollar estudios que siguieran esa línea y tal vez se encontrase con la causa raíz del problema: un intenso estrés emocional padecido por un ancestro generaciones atrás que de un modo u otro ha ido perpetuando esa vivencia emocional entre sus descendientes, en forma de modo de vivir y sentir ante ciertos acontecimientos.

Conocer esos patrones mentales y comportamentales dotaría a los individuos integrados en este grupo de riesgo, del conocimiento necesario para la superación de este tipo de problemas desde su causa primigenia: sus estados emocionales.

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario

Suscríbete a Nuestros Contenidos VIP.

La Única Forma de Tener Acceso a los Contenidos Premium que Desarrollamos es Suscribiéndote por Email. Únete a Nuestra Comunidad.

Odiamos el Spam. Trataremos tus datos de Acuerdo a la LOPD. 100% Seguro.