El Dolor Menstrual IV.

Conflictos emocionales presentes en el dolor menstrual.

Para que un proceso natural sea precisamente eso, natural, debemos vivir de acuerdo a nuestras necesidades vitales, en coherencia con lo que necesita nuestro cuerpo tanto a nivel fisiológico como lo que necesita nuestro ser a nivel emocional.

Vivimos en una sociedad muy dinámica, con elevados niveles de exigencia, siempre rápido y sin tiempo para uno mismo. Esto hace que gastemos más energía de la que disponemos para vivir los acontecimientos diarios, lo cual se interpone en los requerimientos de nuestro organismo para ejecutar sus funciones.

En la mujer estos patrones de vida tan agresivos causan conflictos con su feminidad, sintiendo que debe seguir demasiadas reglas estrictas, hasta tal punto que en su interior se produce una renuncia inconsciente a su propia feminidad provocando un resentir y un conflicto hacia las cosas que quiere pero que al mismo tiempo cree que no puede hacer porque es mujer según las reglas establecidas.

También las causas pueden proceder de la educación o programas que se desarrollaron durante la infancia y adolescencia, como que la menstruación era algo de lo que avergonzarse, que es algo pecaminoso e impuro, que si menstruas ya no sirves para trabajar, o incluso puede causarme dolor el hecho de no poderme quedar embarazada y seguir menstruando.

En el cuerpo está la solución.

Usa el estado final que puedes alcanzar tras el ejercicio desarrollado en el post III del dolor menstrual, para que  desde esa posición de serenidad y consciencia final preguntes a tu útero y ovarios la causa del dolor.

Del mismo modo que en ese ejercicio aprendías a revivir en el presente una situación beneficiosa del pasado por medio de un color o un aroma, en este caso, puedes hablar con tus genitales internos y preguntarles qué mensaje es el que tienen para ti, cual es la causa real, original de tu dolor. Habla con ellos como si fueran un ser vivo, con sus miedos, agitaciones y necesidades. Anota lo que te transmitan y poco a poco ve transformando las situaciones de tu día a día desde lo que tu cuerpo te ha expresado que necesita. Serás más luz y menos dolor.

 

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario

Suscríbete a Nuestros Contenidos VIP.

La Única Forma de Tener Acceso a los Contenidos Premium que Desarrollamos es Suscribiéndote por Email. Únete a Nuestra Comunidad.

Odiamos el Spam. Trataremos tus datos de Acuerdo a la LOPD. 100% Seguro.