Ducha Fría o Caliente ¿Qué me Conviene?

Ducha fría o caliente.

Para algunas personas el hecho de ducharse con agua fría después del ejercicio físico supone un enorme sacrificio, mientras que para otras el confort y el estado de bienestar que ocurre tras la ducha, facilita que apenas les suponga esfuerzo soportar una ducha de agua fría.

¿A qué es debido esto? Hay multitud de estudios que recomiendan terminar de ducharse con agua fría, esto es así de manera acertada… pero sólo para alguna constitución. Veamos.

Hay constituciones energéticas que tienen en el interior de su organismo, en términos técnicos , plenitud de sangre y energía, mientras que otras constituciones padecen debilidad de esos dos factores o de uno de ellos. Las personas con plenitud de sangre o energía, tienen un metabolismo de tipo calor, mientras que las constituciones opuestas con vacío de energía o sangre, son de frío en su interior.

En concreto las constituciones de tipo plenitud son los Tae Um y los So Yang, mientras que las de tipo insuficiencia son Tae Yang y So Um (ver posts de Medicina Constitucional Coreana).

Las duchas de agua fría tras el ejercicio físico van a lograr que el poro cutáneo se cierre, por lo que una ducha que termine con agua fría al cerrar los poros va a evitar que la persona siga perdiendo energía en forma de sudor por la piel. Por el contrario, si la persona finaliza la ducha con agua caliente, sus poros permanecerán abiertos, por lo que continuará sudando tras la ducha y perdiendo con ello más energía.

 

Nautholsvik-la-playa-termal-de-Islandia

 

¿Se puede ya adivinar a quién le conviene y a quién no finalizar con agua fría o caliente? Evidentemente a las constituciones tipo plenitud el hecho de sudar facilita perder parte de su plenitud, por lo que a los Tae Um y So yang, terminar con agua fría como práctica habitual, les incrementará su salud. Mientras que a los So Um y Tae Yang realizar el acto opuesto, terminar con agua fría, será lo que evite mayores pérdidas de sudor y con ello que sus órganos débiles puedan recuperarse antes.

Esta es la razón de que algunos hayan intentado seguir los consejos de terminar con agua fría e intuitivamente su cuerpo les diga No. Mientras que a otros les causa a pesar de la aparente incomodidad una gran satisfacción. Las personas que se bañan tan alegremente en las playas del norte de España en invierno, son de constituciones So Um o Tae Yang, y no se bañan por placer, sino porque intuitivamente han encontrado en esa práctica habitual una fuente de salud.

Este tipo de baños de manera continuada trae consigo repercusiones para la salud en uno u otro sentido, por lo que antes de seguir ciertos dictados de la moda es más conveniente averiguar si te convienen o no este tipo de baños y ante la duda: escucha tu cuerpo, es el mejor doctor.

 

 

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario

Suscríbete a Nuestros Contenidos VIP.

La Única Forma de Tener Acceso a los Contenidos Premium que Desarrollamos es Suscribiéndote por Email. Únete a Nuestra Comunidad.

Odiamos el Spam. Trataremos tus datos de Acuerdo a la LOPD. 100% Seguro.