La Causa de las Enfermedades

– ¿Volthor, tengo entendido que sufrir puede hacernos enfermar, es eso cierto?

– Lo que enferma nuestro cuerpo no es el sufrimiento, sino la ausencia de movimiento del sufrimiento: intentar encerrar el sufrimiento en la estrecha celda del “por qué a mí” y olvidarnos de nuestra naturaleza es la verdadera causa por la que nos ponemos enfermos. Es el rechazo de aceptar que sufrimos y de decir que sufrimos lo que se reflejará en el tejido, órgano o sistema que esté en relación con la situación. Por ejemplo si sentimos que no podemos morder algo se reflejará en nuestros dientes, si sentimos que tenemos alguna carencia en nuestra vida se reflejará en el hígado, si sentimos que tenemos un bocado demasiado duro de digerir padeceremos una pancreatitis, si nos han hecho una guarrada ésta afectará el intestino grueso, etc.

– Josht, el padre de Mathern murió hace unos meses de una inflamación en el páncreas.

– Sí, así fue. Tres meses antes de fallecer tuvo un fuerte enfrentamiento familiar con su hermano pequeño debido a la herencia de su padre, su hermano fue hábil para desheredarle. Josht no pudo soportar tal desarraigo por pate de su querido hermano, le pareció un acto demasiado duro para poderlo digerir y asimilar. Entonces su páncreas en un intento de ser más productivo comenzó a inflamarse, sólo pretendía ser más eficaz en la producción de jugos pancreáticos para disolver el bocado tan extremadamente duro que Josht sentía que debía digerir, se encerró en torno a una emoción de sufrimiento. La biología es aún primitiva y salvaje, y también demasiado sencilla.

– ¿Entonces todo es tan sencillo como manifestar el sufrimiento hacia el exterior?

– No se trata de quejarse exactamente, es más sencillo, simplemente acepta lo que te está ocurriendo.

– Pero si alguien no sabe aceptar, si alguien no conoce esta información, puede recurrir a la tecnología.

– Déjate de tecnología, de miedo, de dolor, deja de alimentar al dolor, comienza a sentir compasión, es la mejor medicina del mundo y el mejor modo de prevenirnos de las enfermedades. Céntrate en el amor y en la compasión.

– ¿Entonces Josht debía haber aceptado lo que hizo su hermano compadeciéndose de él? ¡Uno no puede tirar la herencia de su padre por la borda!

– Aldar, mueve tus emociones. Josht seguramente expresó su malestar pero luego ya no se movió de ahí, eso le mató. Si debes expresar algo manifiéstalo y si no logras cambio alguno, sigue moviendo las emociones hasta que se transforme su energía.

– Josht debió haberse preguntado ¿es realmente esto tan importante y necesario para mí como para que me cueste la vida?

– Entiendo, entonces tal vez se hubiera dado cuenta que se amaba más a sí mismo que a esa herencia y al transformar la emoción hubiera evitado que su biología activara el páncreas de ese modo mortal.

– Exacto Aldar. Compasión hijo compasión, y mucho amor, pero para poderlo compartir hacia otros uno primero lo debe volcar hacia sí mismo.

–  Tus conocimientos parecen no tener fin maestro.

– Únicamente, no los desaproveches.

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario

Suscríbete a Nuestros Contenidos VIP.

La Única Forma de Tener Acceso a los Contenidos Premium que Desarrollamos es Suscribiéndote por Email. Únete a Nuestra Comunidad.

Odiamos el Spam. Trataremos tus datos de Acuerdo a la LOPD. 100% Seguro.