Como alimentarnos del Qi de la naturaleza, I: la Madera.

Como alimentarnos del Qi de la Naturaleza.
 
1ª Parte: la madera.
 
Igual que existen diferentes tipos de alimentos de los que podemos extraer diferentes principios nutritivos tomando así elementos “materiales” para nuestra nutrición, también necesitamos elementos inmateriales para sustentar nuestra energía y vitalidad. Estos elementos inmateriales proceden de las diferentes fuentes de las que disponemos en la naturaleza.
 
Cada fuente de energía tiene unas características propias y diferenciadoras del resto, así por ejemplo comenzando por la madera, la Acupuntura Constitucional de la Mano (ACS), define el qi de la madera con atributos como la paciencia, sabiduría y la expansión de ideas y energías.
 
¿Qué podemos hacer con esta información?
 
Igual que cuando quieres aumentar nuestra masa muscular recurrimos a la información que contiene la carne, huevos o habas en forma de aminoácidos para formar proteínas con las que desarrollar los músculos, cuando necesites en tu vida un atributo como la paciencia, la sabiduría para tomar una decisión o la capacidad de expandir tus ideas y energía personal, debes dirigirte hacia la fuente primigenia que contiene ese qi: un árbol poderoso que llame tu atención.
 
¿Según la ACM para quién es aconsejable captar ese qi?
– Personas de constitución Tae Yang o Yang tipo I, con pulmones fuertes e hígado débil o con trastornos de salud en él.
– Personas con bloqueo de qi digestivo, con señales como: halitosis, dolor de estómago, estreñimiento, cefalea, irascibilidad, mareos y vértigos.
– Personas que necesitan desarrollar su paciencia o que por uno u otro motivo sienten que no pueden manifestar al exterior lo que son.
– Personas que deben tomar una decisión importante.
 

ws_Awesome_Big_Tree_Sunset_Fog_2560x1920

Cómo proceder usando el Qi Gong.
– Elige un árbol poderoso que llame tu atención y ponte de pie ante él, con tus pies separados a la anchura de tus hombros, ojos cerrados, y apoyando sensiblemente tus manos sobre el tronco a una altura cómoda.
– Respira unos minutos hasta que tu mente se serene.
– Mientras continuas respirando tocando el árbol, intenta sentir su experiencia vital: los vientos que ha soportado, la sequía que ha padecido, los rayos que han dañado su tronco y sus ramas, el miedo sufrido cuando se acercó el leñador, la tristeza padecida con cada hermano caído con las raíces descarnadas, las heladas que congelaron sus yemas jóvenes…, se consciente de todo ese sufrimiento y como a pesar de todo, ha sabido sobrevivir y esperar.
– Aprecia como desde que brotó su ser de una semilla enterrada ha continuado firme expandiendo lo que es.
– Emociónate con él, siéntele, vívele, y cuando percibas que estáis comunicados, pídele el consejo que necesitas, pregúntale como ser sabio ante la decisión que te atenaza, paciente ante la situación que estás viviendo o la fuerza necesaria para expandir tu energía y tus ideas.
– Abre tu mente y tu corazón, de manera sutil se comunicará contigo y responderá tu solicitud de ayuda desde su conexión a tu corazón.
– Cuando termines, agradece y pon sobre su base un poco de agua.

Tom

Investigo y Trabajo en: Manoacupuntura Constitucional Coreana Qi Gong Médico Formador del Método Kenhso

Deja un comentario

Suscríbete a Nuestros Contenidos VIP.

La Única Forma de Tener Acceso a los Contenidos Premium que Desarrollamos es Suscribiéndote por Email. Únete a Nuestra Comunidad.

Odiamos el Spam. Trataremos tus datos de Acuerdo a la LOPD. 100% Seguro.